Risky Cities

Almere, Flevoland, Netherlands

Almere es una ciudad situada en la provincia de Flevoland en los Países Bajos. Está situado cerca del IJsselmeer, un gran lago de agua dulce que alguna vez fue parte del Zuiderzee. La ciudad tiene una población de alrededor de 215.000 habitantes, lo que la convierte en la séptima ciudad más grande de los Países Bajos. Almere es una ciudad relativamente joven, establecida en 1976 como parte del plan del gobierno para crear más espacio para vivir en los Países Bajos.

Las tasas de delincuencia en Almere han sido relativamente bajas en los últimos años. Según las estadísticas de la policía holandesa, hubo alrededor de 4500 delitos denunciados en Almere en 2020. Esto se traduce en una tasa de delincuencia de alrededor de 21 delitos por cada 1000 habitantes. Si bien esto es más alto que el promedio nacional, todavía se considera relativamente bajo en comparación con otras ciudades de los Países Bajos.

Ha habido algunos delitos de alto perfil en Almere en el pasado, incluido un tiroteo en un centro comercial en 2011 que dejó seis muertos. Sin embargo, tales incidentes son raros en Almere, y la ciudad generalmente se considera un lugar seguro para vivir y visitar.

No hay áreas específicas en Almere que se consideren particularmente peligrosas. Sin embargo, como en cualquier ciudad, es recomendable evitar las zonas poco iluminadas por la noche, especialmente si estás solo. También es una buena idea estar atento a su entorno y evitar llevar grandes cantidades de dinero en efectivo u objetos de valor.

En términos generales, Almere es una ciudad segura para estar en cualquier momento del día o de la noche. La ciudad está bien iluminada y hay una fuerte presencia policial, lo que ayuda a disuadir la actividad delictiva. Dicho esto, siempre es una buena idea tener precaución cuando esté fuera de casa, especialmente si no está familiarizado con la ciudad.

Hay una serie de consejos de seguridad que los visitantes de Almere deben tener en cuenta. Por ejemplo, es importante conocer la cultura ciclista local. Los Países Bajos son conocidos por su infraestructura amigable con las bicicletas y Almere no es una excepción. Sin embargo, esto significa que a menudo hay muchos ciclistas en las carreteras y es importante estar atento a ellos al cruzar la calle o caminar por la acera.

En términos de transporte, Almere está bien conectado con otras ciudades de los Países Bajos. Hay una estación de tren en el centro de la ciudad, así como varias rutas de autobús que conectan con pueblos y ciudades cercanas. La ciudad también cuenta con varias autopistas importantes, que brindan fácil acceso a otras partes del país.

Almere es una ciudad relativamente segura con una baja tasa de criminalidad. Si bien ha habido algunos incidentes de alto perfil en el pasado, estos son raros y, en general, se considera que la ciudad es un lugar seguro para vivir y visitar. Los visitantes de Almere deben ser conscientes de la cultura ciclista local y tener cuidado cuando estén fuera de casa.